ENCUENTRO INTERNACIONAL DE CATEQUESIS EN ROMA

Del jueves 20 al domingo 23 de septiembre, se ha realizado en Roma el II Congreso Internacional de Catequesis, el nombre fue “Catequista Testigo del Misterio”, al cual este año asistió la hermana Cecilia Osses P., coordinadora del Departamento de Evangelización y Catequesis de la Arquidiócesis de Concepción, junto a Celmira de la Parra y el P. Héctor Zambra de la Comisión Nacional de Catequesis y el P. Jorge Barros y Boris Carreño del equipo Arquidiocesano de catequesis de Santiago.

El tema central del encuentro fue la reflexión sobre la segunda parte del Catecismo de la Iglesia Católica, “La celebración del misterio cristiano”. Se planteo la necesidad de formar al catequista como testigo del misterio revelado por Jesús; comprender el papel de mistagogo que hoy debe realizar el catequista junto a los hermanos que acompaña y piden entrar en el misterio de la fe, esta experiencia implica que el catequista sea fiel a su propia vivencia de la fe, especialmente en los sacramentos que le proyectan a ser formador, vivir la caridad, la fracción del pan y la vida de fe en comunidad; la celebración de todo sacramento debe ser precedida hoy más que nunca del proceso de Evangelización que lleve al hombre a iniciarse en su conversión, para ingresar en el misterio de Cristo, la catequesis de hoy, debe proyectarse más allá de una costumbre sacramental, ya que su objetivo es llevar al hombre al encuentro personal con Jesús, la iniciación cristiana Kerigmática debe proponerle un procesos desde el cual amar su vida a la luz de la vida de Cristo. Debemos revisar las imágenes que utilizamos para explicar la fe porque muchas veces no responden a ella verdaderamente y también el lenguaje que se usa en la catequesis, ya que no siempre responde a las preguntas e inquietudes de los catequizandos, niños, jóvenes o adultos; las reuniones de los catequistas, en no pocas veces, se centran en aclarar actividades y no profundizar los contenidos; en la catequesis catecumenal la Iglesia evangeliza y se evangeliza, el catecumenado debe responder a las grandes preguntas del hombre de hoy…

En el encuentro participaron alrededor de 1500 catequistas, quienes acudieron de una gran cantidad de países de los cinco continentes, monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, presidio el encuentro y mando cordiales saludos a todos los catequistas de Chile. El congreso concluyo con la celebración de la Eucaristía en la Basílica de San Pedro.